domingo, 26 de febrero de 2017

SCHUBERT EN LA GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA (Diario Última Hora)

“¿Y cómo queda parada la Argentina?” preguntó preocupado un funcionario diplomático de la nación hermana. Fue en ocasión de plantearse la interpretación en Paraguay de la obra teatral – musical “Misión Bella Molinera. Schubert en la Guerra del Paraguay”.
La misma contó con el apoyo del Fondo Argentino de Desarrollo Cultural y Creativo - Ministerio de Cultura de la Nación Argentina, y la Embajada Argentina en Paraguay.
El contenido es antimitrista, y anti triple infamia. Y de ningún modo es anti Argentina. Al contrario, reivindica a la Argentina, condenando la aberrante agresión orquestada por el imperio británico, que cobardemente se valió de Argentina, igual que de Brasil y Uruguay. Paraguay experimentaba un desarrollo independiente y había que castigar el “mal ejemplo”.
Poner a Schubert al alcance del gran público, es propósito del singular trabajo, pero no el único. Invitar a la revisión de la historia, frecuentemente ignorada por élites como la schubertiana, es tal vez el mayor aporte de este emprendimiento de doble riqueza, de contenido y estética.
Argumento
Transcurre la última parte de la Guerra de la Triple Alianza. El Paraguay está siendo aplastado por la triple infamia. Mientras, en un señorial salón de la Buenos Aires de fines de 1869, la élite disfruta de un concierto ofrecido a Bartolomé Mitre. Tenor y pianista saludan elegantemente al público.
Ellos son espías federales a las órdenes del caudillo catamarqueño Felipe Varela, opositor al presidente argentino. Y remontarán el Río Paraná rumbo al Paraguay, con la temeraria misión de rescatar a su presidente, el Mariscal Francisco Solano López. El heroico jefe militar paraguayo, desde Catamarca, se pondría al frente de las tropas federales para continuar la lucha contra Mitre.
Para desorientar al enemigo, y aprovechando la afición del Emperador del Brasil, Pedro II, por la cultura alemana, simulan preparar un concierto de canciones (lieder) de Schubert para ofrecer a la oficialidad aliada. Pero el barco es hundido el mismo día de la batalla de Cerro Corá, que marca el final de la guerra, el 1º de marzo de 1870.
El final de la pieza presenta una conmovedora metáfora de campesinos, que señala la continuidad de la lucha del Paraguay, por la tierra y la justicia.

Licencias artísticas
El espectáculo incluye la interpretación de las veinte canciones (lieder) del ciclo “La Bella Molinera”, Deutsch 795, de Franz Schubert, y fragmentos de obras de Beethoven para tenor y piano.
Entre las libertades que la teatralidad permite, se destacan un Schubert cantado en guaraní, y escenas de fascinación lírica surrealista, que recuerdan emblemáticas producciones cinematográficas como “Fitz Carraldo” o “Aguirre la ira de Dios”, ambas realizadas por Werner Herzog.
Diversidad, aplausos y lágrimas
El autor de la obra, el argentino Hugo Ponce, ya se había hecho conocer ante el público paraguayo, pero como cantante especializado en música barroca, invitado por la Sociedad Bach del Paraguay y la Orquesta Sinfónica del Congreso, dirigidas por Sánchez Haase.
Nadie imaginaba entonces, que ese conspicuo artista lírico, fuera también un agudo investigador y dramaturgo vanguardista, capaz de arrancar aplausos de pie y lágrimas, de un público rico en diversidad, integrado tanto por exquisitos habitués de la más refinada música culta, como por sindicalistas de la educación o activistas de la Federación Nacional Campesina.
Tras su estreno en la Argentina, el trabajo fue presentado durante este febrero, en el Instituto Cultural Paraguayo-Alemán, la Sala Leopoldo Marechal de la Embajada Argentina, la Sala Baudilio Alió del Teatro Municipal de Asunción, y el Hotel del Lago de San Bernardino.
Ficha técnica: Hugo Ponce, canto y actuación; Enrique Prémoli, piano y actuación; Ana Ruhl, asistencia técnica; Alejandro Casagrande, dirección artística y puesta en escena. La obra contó con rigurosos asesoramientos, como el de Mario Garelih en historia, y en idioma guarani el de Ignacio Báez y Miguel Elizaur, paraguayos residentes en el populoso Gran Buenos Aires

sábado, 24 de diciembre de 2016

EL ORATORIO DE NAVIDAD CAUTIVÓ AL PÚBLICO PARAGUAYO

Por Alejandro Méndez Mazó

Casi 300 años atrás, en Leipzig, Johann Sebastian Bach compuso el Oratorio de Navidad BWV 248, que se convertiría en una de las obras más célebres de la antología musical universal. Este diciembre, el público paraguayo escuchó por primera vez en forma íntegra y en vivo la magistral creación. ¡Magnífica oportunidad!

Esa oportunidad fue brindada por la Sociedad Bach del Paraguay​ y el Centro Cultural de la República "El Cabildo"​. Como fruto del arduo trabajo de esta​s instituci​ones​, la audiencia de Paraguay conoció y disfrutó de “La Pasión según San Juan”, en una memorable versión, el “Oratorio de Pascuas”, los “Conciertos brandenburgueses”, innumerables cantatas y grandes creaciones del genio bachiano.

El Oratorio de Navidad reunió al Bach Collegium de Asunción, la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional y destacados solistas nacionales e internacionales. Y Fue ofrecido en dos conciertos, realizados en dos emblemáticas iglesias de Asunción: la Capilla de la Santísima Virgen María (martes 13) y la Iglesia de San Francisco (jueves 15). La presencia de público fue multitudinaria.
Primer Concierto - Capilla de la Santísima Virgen María
Excelencia técnico-artística

Si bien fue interpretada con instrumentos modernos, y por lo tanto en diapasón 440, la versión del maestro Diego Sánchez Haase resultó soberbia, producto de un fino trabajo estilístico. El mismo quedó evidenciado en la cuidada articulación, el prolijo fraseo, así como el óptimo balance sonoro.

En el coro se destacó la perfecta pronunciación del texto alemán, la afinación precisa y la claridad en el lenguaje polifónico. El coro comunicó con expresividad cada “afecto” del texto, logrando conmover y crear un clima de recogimiento unas veces, y una exultante alegría otras, interpretando la intención del creador de la obra.

Los solistas también cantaron con el coro, siguiendo fielmente la tradición bachiana, y se destacaron por su calidad vocal e interpretativa. El rol del Evangelista fue abordado por el tenor argentino Hugo Ponce, quien relató textos de los evangelios de Lucas y Mateo con evidente solvencia en la declamación. La soprano paraguaya Alba Alvarez cantó con sobriedad, afinación y lograda intención. 

La mezzosoprano argentina Angie Cámpora cautivó con su caudal de voz, acompañado de un acabado conocimiento del estilo y el idioma alemán. El tenor asunceno José Mongelós también logró una memorable interpretación de las arias de tenor, colmadas de musicalidad y sonoridad en las difíciles coloraturas. El barítono cordobés Federico Finocchiaro aportó interesante caudal vocal y fuerte personalidad en sus numerosas intervenciones.
Segundo Concierto - Iglesia de San Francisco
Meritoria iniciativa

El público paraguayo premió con extendidas ovaciones ambos conciertos, y en el segundo a manera de bis, el coro inicial del Oratorio fue repetido y aclamado por la audiencia.

La semana previa a los conciertos, el maestro Sánchez Haase había ofrecido charlas introductorias a la obra, muy bien recibidas por la concurrencia.  

En los turbulentos tiempos políticos y económicos que vive el Paraguay, cabe destacar la meritoria iniciativa de presentar una obra como ésta, y el apoyo financiero e institucional que para ello brindan a la Sociedad Bach del Paraguay entidades como el Centro Cultural de la República “El Cabildo”, la Entidad Binacional Yacyreta y el FONDEC (Fondo Nacional de la Cultura y las Artes) del Paraguay.

¡Que se repita muchas veces!

miércoles, 21 de diciembre de 2016

NUEVA FECHA PARA HOMENAJEAR A DEMETRIO ORTIZ

Gala de estrellas dedicada al creador de Recuerdo de Ypacaraí
Este jueves 22, a las 20;30 h, en el Salón de convenciones del BCP, (Federación Rusa y Augusto Roa Bastos), tendrá lugar la Gala clausura de las celebraciones del centenario del nacimiento del gran melodista, precisamente en el día de su cumpleaños número 100. El acceso es libre y gratuito.

Estaba previsto realizar la Gala de estrellas el pasado martes, pero fue pospuesta a raíz de una falsa amenaza de bomba, un atentado contra la patria y la cultura, que no impedirá brindar el merecido homenaje a quien concibió las dos composiciones paraguayas más célebres en el mundo, Recuerdo de Ypacaraí y Mis noches sin ti.
El Centro Cultural de la República El Cabildo, brazo cultural del Congreso Nacional es responsable de la organización y producción del emprendimiento. Su directora general Margarita Morselli, destacó  que “de esta manera el pueblo paraguayo puede saberse destinatario del arte de los grandes. Demetrio Ortiz es nuestro gran embajador de la música paraguaya”.
Esperanza Ortiz, hija del maestro, agradeció la participación de los artistas e instituciones que acompañaron la celebración del centenario de Demetrio Ortiz durante un año en Paraguay y el exterior, e hizo votos por que en el futuro sigan saliendo a luz obras inéditas, para ser interpretadas tanto por folcloristas tradicionales como por artistas modernos, ya que “papá fue muy abierto, y gustaba de las innovaciones en su música, mientras no se cambiase la esencia de ellas”.

Demetrio y otros grandes en escena
“Me siento identificado con Demetrio porque, igual que él, salvando las distancias, yo me hice como artista en Buenos Aires, donde me consustancié con el quehacer de la comunidad cultural paraguaya”, aseguró el asesor de El Cabildo Alejandro Méndez Mazó, cantante y actor, responsable del guión del espectáculo y la personificación de Ortiz en diversas performances.
La Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional, dirigida por Diego Sánchez Haase, acompañará a Lizza Bogado y Andrea Valobra. También participarán la Dinastía Simón, el Ballet Mimbipá, dirigido por Sussy Sacco; los bailarines Araceli Cáceres y Nicolás Mereles Ortiz, nieto del homenajeado.

Asunción, 21 de diciembre de 2016

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Presentación del Concierto inaugural del Auditorio de la Biblioteca Archivo Central del Congreso Nacional...

...a cargo de Alejandro Méndez Mazó

Este Concierto se hace en Homenaje a Santa Cecilia, fallecida hacia el año 200 un 22 de noviembre. Ella es la patrona de la música, los poetas, e igual que Santa Lucía, de los faltos de visión.
El Poder Legislativo del Paraguay, tiene visión. Gracias a su visión, en 2012 fue creada la agrupación musical más importante del país, la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional del Paraguay, y seleccionado como director el prestigioso maestro Diego Sánchez Haase, por consenso en concurso de méritos y aptitudes.
Integrada por igualmente riguroso concurso profesional de todos sus miembros, según el maestro Szarán, “la Sinfónica del Congreso (la OSIC) no tiene soldados en sus filas, porque todos sus músicos son generales”.

Actividades de la OSIC
Fiel al mandato de servir a la sociedad, la OSIC viene realizando actividades culturales y educativas gratuitas para todo público, entre ellas, los Conciertos de la Temporada Oficial Internacional en el emblemático Teatro Municipal de Asunción con el “Espacio de la cultura guaraní”, el Ciclo música en los palacios de Asunción, Tradición y vanguardia latinoamericana, La orquesta viene a mi escuela, Analizando la partitura, Mi nombre es Ludwig van Beethoven, Mozart y Salieri - rivales o aliados.
En este 2016, la OSIC editó su Primer CD, Sonata paraguaya, presentado en Asunción, Buenos Aires y Madrid. Próximamente, este material formará parte del acervo de la Biblioteca Nacional de España, y será difundido por la Radio de la Universidad de La Serena, Chile. Y el 20 de diciembre en el BCP, será parte central del espectáculo de clausura del Centenario de Demetrio Ortiz.
Oportunidades para jóvenes y público
La Orquesta brindó la oportunidad de presentarse como solistas, a varios jóvenes talentos emergentes. Así también, nos permitió disfrutar de la participación de renombrados solistas y directores invitados de Paraguay, Argentina, Chile, Austria, Corea e Israel.
Los solistas que participarán junto a la Sinfónica del Congreso esta noche, son:
1.    el dúo “Los Juan”, exponentes del pop lírico oriundos de Tucumán, Argentina, ampliamente  reconocidos en la Región
2.    Andrea Valobra, la joven cantante paraguaya más versátil, tan solvente en el rock y el pop, como en el folclore y el repertorio internacional
3.    José Mongelós, el tenor joven más representativo del Paraguay, miembro y orgullo de la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional del Paraguay
Cultura  
La Antigua Grecia y todos los pueblos que triunfaron, priorizaron la cultura. Alejandro Magno (356 a.C. – 323 a.C.), el gran guerrero de la historia, después de conquistar el mundo, quiso que su mayor legado no fuera la destrucción, sino la cultura. Y la Biblioteca de Alejandría, fue símbolo de cultura por excelencia.
Con el encuentro musical de hoy, el Congreso Nacional inaugura el Auditorio de su Biblioteca Archivo Central. Este gesto ratifica una vez más, el compromiso del Congreso como representante genuino de la sociedad.


 

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Sinfónica del Congreso clausura exitosa temporada

GACETILLA DE PRENSA
8º CONCIERTO DEL CICLO OFICIAL INTERNACIONAL 2016
Sinfónica del Congreso clausura exitosa temporada
Con el Octavo Concierto de su Ciclo Oficial Internacional 2016, la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional (OSIC), dirigida por el maestro Diego Sánchez Haase, despide la Temporada, que viene brindando a la sociedad, un concierto cada segundo jueves del mes en el Teatro Municipal, con acceso libre gratuito.
El acontecimiento tendrá lugar el próximo jueves 10, a las 20:30 h, en el Teatro Municipal de Asunción, Pte. Franco y Chile.

El Programa incluye: Concierto para viola y orquesta, en re mayor, Op. 1, de KARL STAMITZ (1745-1801); Tres danzas húngaras (WoO 1), de JOHANNES BRAHMS (1833-1897); y Sinfonía n. 1, en si bemol, Op. 38. “Primavera”, de ROBERT SCHUMANN (1810-1856).

El Concierto contará con el concurso del joven talento paraguayo Paulo Alonso, como solista de viola.

El solista de Viola

Paulo Alonso lleva realizados varios conciertos como solista con las orquestas más importantes del Paraguay, bajo la dirección de maestros como Diego SánchezHaase, Luis Szaran, Gabriel Graziani, Miguel Ángel y José Miguel Echeverría.

Oriundo de Acahay, inicia sus estudios musicales en 2005, con Gustavo Barrientos en la escuela "Virgilio Centurión" de Acahay, institución integrante de "Sonidos de la Tierra". Posteriormente, recibe una beca para seguir sus estudios en Asunción con los profesores Luis Graziani y José Miranda.

En 2012, ingresa a la Facultad de Arquitectura Diseño y Arte (FADA), donde estudia primeramente con Elvio Di Rito, y actualmente con Gerardo Gramajo. Regularmente asiste a clases magistrales, cursos y seminarios con maestros internacionales como Domenico Nordio (Italia), Alan Kovack (Argenina), Götz Bernau, Ulla Benz (Alemania), Jorge Rissi (Uruguay).

Desde 2012 hasta 2014, integra la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional, como solista de viola. Desde 2014, lleva una intensa actividad en el ámbito de la música de cámara, formando un cuarteto con sus compañeros de la carrera de Música, que a menudo ofrece conciertos con importantes obras. También colabora con los más destacados grupos de cámara del país, en conciertos a nivel nacional e internacional. Actualmente integra la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Asunción (OSCA) y la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), como asistente de solista de viola.

Logros de la Temporada 2016

De la mano del talentoso director Sánchez Haase, varios jóvenes instrumentistas emergentes del Paraguay han tenido la oportunidad de presentarse como solistas acompañados de nuestra orquesta.  Los principales compositores universales homenajeados han sido Robert Schumann y Manuel de Falla.

Así también, la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional, nos ha dado la oportunidad de disfrutar durante el Ciclo Oficial Internacional 2016 de conciertos de muy alto nivel, con la participación de renombrados solistas y directores invitados de Paraguay, Argentina, Chile, Austria, Corea e Israel, con la colaboración de embajadas e instituciones culturales de países extranjeros.

Todos los conciertos del Ciclo han sido grabados para su difusión en el programa televisivo “Escuchemos a la orquesta”, de producción conjunta entre la OSIC y TV Cámara. Otro de los grandes logros de nuestra novel orquesta en este año, ha sido la presentación de su primer material discográfico “Sonata paraguaya”, el cual ha sido  presentado no solamente en Asunción, sino también en Buenos Aires y en Madrid, con gran suceso.

Al presentar dicho material discográfico, el maestro Luís Szarán ha afirmado que la OSIC “es una orquesta de generales, y no de soldados”, enfatizando de esta manera el gran nivel artístico alcanzado por nuestra orquesta en su todavía corta existencia, fruto del trabajo serio, disciplinado y apasionado de todos sus integrantes, liderados por la sólida batuta del maestro Sánchez Haase.

Las obras del 8º Concierto

KARL STAMITZ (1745-1801): Concierto para viola y orquesta, en re mayor, Op. 1. (Allegro non troppo, Andante, Rondó. Allegretto)

El compositor y célebre violista alemán Carl Stamitz (1745-1801) compuso su Concierto para viola y orquesta en re mayor, Op. 1 en 1774, y lo publicó ese mismo año en París, donde vivía desde 1770. El concierto fue compuesto sin duda para la demostración del virtuosismo del propio compositor, y son justamente su carácter virtuoso y su dificultad técnica los que lo han convertido en pieza obligada del repertorio para viola. En su versión original para orquesta, Stamitz eligió una original orquestación que añadía a los tradicionales grupos de cuerdas un segundo grupo de violas. Esto, más la presencia de dos clarinetes y dos cornos, contribuía a realzar la calidez del instrumento solista. El primer movimiento, Allegro, está escrito en la clásica forma sonata, que ofrece a la viola solista pasajes de notable virtuosismo. Continúa el concierto con un andante moderato en re menor, de carácter y tempo contrastantes, una introspectiva cantilena de la viola con algunas intervenciones del acompañamiento, y finalmente el último movimiento, un Rondó simple que retoma el carácter alegre del movimiento inicial, cuya estructura se basa en la alternancia entre el solista y la orquesta. La viola solista despliega sus habilidades técnicas y hace gala de virtuosismo, destacándose de manera especial en el último episodio “una conclusión verdaderamente virtuosa, llena de arpegios y con el solista escalando a regiones hasta ahora no exploradas, del diapasón”

JOHANNES BRAHMS (1833-1897): Tres danzas húngaras (WoO 1) (N. 1, en sol menor. Allegro molto, Orquestación de J. Brahms; N° 3, en fa mayor. Allegretto, Orquestación de J. Brahms; N. 5, en sol menor. Allegro, Orquestación de A. Parlow).

Las "Danzas húngaras" de Johannes Brahms, es un grupo de 21 danzas, basadas su mayoría en temas húngaros. Brahms originalmente las compuso para piano a cuatro manos, y luego arregló diez de ellas para piano solo, y algunas otras (números 1, 3 y 10) para orquesta. Las Danzas húngaras nacieron en los años 1858/69 en la versión para piano a cuatro manos. Las Danzas No. 1-10, en 1869 se publicaron en dos libros y los números 11-21 en 1880 en otros dos libros. En 1872 Brahms escribió la versión para piano solo de los 10 primeros. Aparte de los números 11, 14 y 16, los restantes no son ideas originales de Brahms sino cambios en las melodías existentes. Varios compositores, en especial, Antonín Dvořák, han orquestado las demás. Quizás la más conocida es la Danza Húngara n°5. 

De todas las "Danzas húngaras" se han hecho innumerables versiones clásicas, acústicas, con nuevas tecnologías. En ellas se encuentran algunas de las piezas más populares del compositor. Además, las danzas húngaras influenciaron a muchos compositores clásicos en la composición de sus obras, como es el caso de Antonín Dvořák, claramente apreciable en su serie de" Danzas eslavas".

ROBERT SCHUMANN (1810-1856): Sinfonía n. 1, en si bemol, Op. 38. “Primavera” (Andante un poco maestoso - Allegro molto vivace, Larghetto, Scherzo. Molto vivace, Allegro animato e grazioso)

Esta sinfonía surge de un momento emocional muy diferente al que vivía mientras compuso su único concierto para piano y orquesta. Schumann se había casado recientemente con Clara, tras la negativa de Friedrich Wieck, su maestro de piano y padre de Clara, a la realización del matrimonio. Entre enero y febrero de 1841 trabajó en su primera sinfonía a la que llamó "Primavera". Fue estrenada el 31 de marzo por la Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig bajo la batuta de Felix Mendelssohn. Schumann era un literato y un excelente crítico musical; cultivaba la literatura de su tiempo y la de épocas anteriores. El título de esta sinfonía se inspira en un poema de Adolphe Böttger. En principio los cuatro movimientos de la tradicional sinfonía tenían títulos descriptivos: 1- Despertar de la primavera. 2- Atardecer. 3- Alegres compañeros de juegos. 4- Adiós a la primavera. Schumann creyó conveniente eliminar esos nombres porque no quería influenciar la imaginación del oyente a través de la palabra, por el contrario, buscaba afectarla a partir de los climas logrados con la música.

Se debe tener en cuenta que posteriormente la crítica señaló negativamente la obra sinfónica de Schumann por el tipo de orquestación, decían que era maciza. El autor sentía que era un aspecto a trabajar por lo que tomó clases de orquestación con el director de orquesta Gottlieb Christian Müller. Es importante subrayar que la Sinfonía Nº 1 fue originada a partir de la obra para piano titulada "Kreisleriana", un conjunto de ocho piezas compuestas en abril de 1938 y dedicadas a Frédéric Chopin. Además de la impronta del repertorio pianístico, se pueden apreciar las influencias sinfónicas de compositores como Franz Schubert (Sinfonía Nº 3) o Ludwig van Beethoven (Sinfonía Nº 6).

La orquestación de esta primera sinfonía es la siguiente: dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagots, cuatro cornos, dos trompetas, tres trombones, timbal (se destaca su uso), triángulo y cuerdas.

Asunción,  6 de noviembre de 2016

viernes, 21 de octubre de 2016

Desafío Barroco: Haendel vs. Bach en la Cancillería

La Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional, dirigida por el maestro Diego Sánchez Haase, ofrecerá su quinto concierto del Ciclo “Música en los palacios de Asunción”, con acceso gratuito hasta completar el aforo. El especial encuentro contará con la participación de Alejandro Méndez Mazó, que representará el papel de Haendel.

Tendrá lugar el próximo miércoles 26, a las 19 h, en el Palacio “Benigno López”, actual sede de la Cancillería Nacional (Palma y 14 de mayo).

“Haendel vs. Bach”
G.F. Haendel y J.S. Bach nacieron en el mismo año (1685), con 32 días de diferencia y 40 kilómetros de distancia. Y fueron los más grandes compositores alemanes del período barroco de la música.

Nunca se conocieron. Al final de sus vidas, fueron operados de las vista por el mismo cirujano: ambos quedaron ciegos.

En el Palacio de la Cancillería, se encontrarán Haendel y Bach, y todas las coincidencias y diferencias entre ambos genios de la música, serán planteadas por la OSIC y su director.

Diego Sánchez Haase es el más importante especialista paraguayo en interpretación histórica de la música barroca.

Reseña histórica
Como es habitual, antes del concierto el periodista e investigador Javier Yubi brindará una breve reseña del histórico edificio en el que se desarrollará el concierto.

El Ciclo “Música en los Palacios de Asunción”, ideado por el maestro Diego Sánchez Haase, tiene como objetivo revalorizar los edificios más emblemáticos del centro histórico de Asunción, ofreciendo conciertos en dichas construcciones.

Así, el público paraguayo puede disfrutar de la música del más alto nivel en un marco histórico señorial.

Programa
El programa a ser presentado comprende lo mejor de la música instrumental de ambos creadores:

G.F. HAENDEL (1685-1759): “Música acuática”.
Suite n. 2 HWV 349:
-          (Sin marcación de movimiento).
-          Alla hornpipe.
-          Minuet.
-          Lentement
-          Bourrée.
Suite n. 3 HWV 350:
-          (Sin marcación de movimiento).
-          Rigaudon I y II
-          (Sin marcación de movimiento).
-          Minuet I y II
-          (Sin marcación de movimiento).
-          (Sin marcación de movimiento).

J.S. BACH (1685-1750): Suite orquestal n. 1, BWV 1066.
-Ouvertüre.
- Courante.
- Gavotte I y II
- Forlane.
- Menuett I y II
- Bourrëe I y II
- Passepied I y II.


Asunción, 21 de octubre de 2016